viernes, 21 de septiembre de 2007

CLAMOR EN LA CUEVA (Salmo 142)

"Con mi voz clamé a Jehová; con mi voz pediré a Jehová misericordia."
Las cuevas han escuchado las mejores oraciones, porque es en el horno de la aflicción donde damos nuestro mejor brillo mostrando lo mejor de nosotros. "Delante de El expondré mi queja; delante de él manifestaré mi angustia." Si callamos el dolor quedará en el alma y nos asfixiará. Así que cuéntale sobre Ti, y lo quebrantado que puedas estar; no vaciles en decírselo todo. Ve a un lugar secreto y tranquilo, allí a solas con Dios, derrama tu corazón delante de El, plantea toda tu angustia delante de Dios, tus quejas, tus miserias, tus temores. Confiésale todo, "Cuando mi espíritu se angustiaba dentro de mí, tú conociste mi senda." Dios conoce exactamente dónde te encuentras y lo que tienes que afrontar.


Cuando no sabes qué hacer, él puede dirigir tu camino, y lo hará, si confías en él. Si te sientes muy débil refúgiate en el poder de Dios; ten a Dios como tu refugio y has de Dios tu porción, veras que serás más poderoso que tus adversarios, pronto estarás recuperado, el Señor te sacará de esto en su momento oportuno! Ahora disfruta este tiempo a solas con El, Experimenta de su amor, sus fuerzas, su protección, su guía, su voz y de sus mimos, Sabes que a Dios le importas mucho y que mas que lo que hagas para El, le importa lo que eres en El, Dios solo quiere disfrutar de su amado hijo, envolverte con su amor y darte lo que tu alma necesita, disfruta de la compañía de tu Eterno Padre. Date solo un día para ti, sal de Chimbote, ve a pasear a solas con Dios, los chicos no se irán al mundo o la iglesia parara sino tu no estas, Dios suplirá tu ausencia, además es algo que necesitas, Dios lo sabe. Piénsalo!

Dios te esta preparando para una mayor honra y para un servicio mas amplio.
Me gusta creer que Dios así como obro en gran manera con esos maravillosos hombres y mujeres de la biblia lo hace conmigo. Es curioso que, cuando Dios quiere hacer grande a aun hombre, primero lo rompe en pedazos ¿No has notado en nuestras propias vidas, que cada vez que Dios va a darnos un crecimiento, para llevarnos a un mayor servicio, o a un nivel más elevado de vida espiritual, primero somos derribados? Esa es su forma de trabajar. Hace que tengas hambre antes de darte de comer, te desnuda antes de vestirte; te hace nada antes de hacer algo de ti. Esto fue lo que paso con David. Iba a ser rey en Jerusalén, pero para llegar al trono debía seguir el camino que pasaba por la cueva.

Recordé algo que leí. Un líder o cristiano si puede ser grande sin orar, su grandeza será su ruina. Si Dios tiene el propósito de bendecirte en gran forma, hará que ores en gran forma, como David, en su preparación para el trono. La persona a quien Dios quiera honrar grandemente, debe creer siempre en Dios cuando ya no sabe qué hacer. "Cuando mi espíritu se angustiaba dentro de mí tú conociste mi senda." Es fácil confiar cuando puedes confiar en ti mismo. Pero cuando no puedes confiar en ti mismo, cuando tu espí­ritu desciende bajo cero en el hielo de la desesperación abso­luta, y te toca estar completamente solo; "Mira a mi diestra y observa pues no hay quien me quiera conocer." quizás allí es donde Dios quiere llevarte y prepararte para poder guiar al pueblo de Dios y ser un consolador para los demás dependiendo solo de El, es el momento de confiar en Dios. Apren­de a deleitarte en El, Dios hará algo grande contigo. Lo creemos!

La oración es una preciosa expresión de amor, y de la compasión incomparable de nuestro creador. Orar es algo que puede ser aprendido, requiere obediencia, disciplina, compromiso y práctica, caminar con Dios en una actitud de oración que dura todo el día, ten la seguridad que te hará conocer Su voluntad en medio de cada situación, en medio de cada conversación y, aun en medio de cada conflicto. Vive plenamente la vida que Jesús te prometió, camina junto a El siempre y disfruta andar con El.

Bendiciones!!!


0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje