lunes, 10 de diciembre de 2007

21 Preguntas Que Los Pastores Hacen (Segunda Parte)

Ps. Bernardo Stamateas, responde a las 21 preguntas qué más hacen los pastores.
12- ¿Cómo definirías unidad?
En las iglesias y en la gente.
La iglesia ya está unida, nos ha unido la sangre de Cristo, nos une un mismo salvador. Un amigo se elige, un hermano te lo elige Dios; tenemos en común que nos hemos encontrado con el Salvador de nuestra vida y es su sangre la que nos ha unido en un vínculo indestructible como es la hermandad. Uno puede gritar, pegar, enojarse con su hermano y siempre seguirá siendo su hermano, estamos unidos en la misión de extender el reino y de ganar a la gente para Jesús.

Cada iglesia tiene su visión, su énfasis.
En un programa de televisión me preguntaban la diferencia entre una iglesia evangélica y otra, y yo le decía que cada una tiene énfasis distintos,es como un gran hospital donde hay un servicio de traumatología, de neurología, de cardiología, y todos están con el mismo objetivo: sanar, pero cada uno en su especialización, su formación, su tarea. Hay iglesias que están trabajando fuertemente en lo social, otras en la enseñanza, en la atención a los pobres, y cada una es una nota en el gran pentagrama musical que es la iglesia de Cristo.
13- ¿Está de acuerdo en que la mujer puede pastorear?
Por supuesto que sí, de hecho los pastores generales de Presencia, somos Alejandra y yo, y en el equipo de pastores más de la mitad son mujeres.
Al respecto recomiendo un libro espectacular que hace todo el análisis teológico que aquí no nos da lugar para hacer, se llama “¿Por qué no la mujer?”, de Hamilton, y el otro libro “El rol de la mujer en la iglesia”, de Gilbert Bilekizian.
Dios no trabaja con género sino con gente que tiene un corazón santo y con el deseo de servirle.

14- ¿Por qué la gente se cambia de iglesia?
La gente cuando encuentra una iglesia y trabaja en ella no desea irse, porque quiere servir pero he encontrado dos motivos por el cual se va de la iglesia o se aleja del Señor. Estamos en una época donde miles y miles de apartados están distribuidos en todo el continente americano y es por dos grandes motivos:
1- No darles atención (ignorarlos).
2- Maltratarlos.

Es verdad que hay mucha gente inmadura que va de un lado para el otro, de congreso en congreso, pero son los menos; la gran mayoría de la gente que hemos visto están apartados, alejados de Dios, porque fueron lastimados, engañados, manipulados.
Mientras estoy contestando estas preguntas, llegó a nuestra oficina una mujer que le dijeron en una iglesia que si no ofrendaba determinada suma de dinero por reunión, la maldición de Dios caería sobre ella por no contribuir con las deudas de la iglesia, estas son las cosas terribles que hacen que la gente se aleje de la fe.

15- ¿Qué papel juega la santidad en la vida del cristiano?
La santidad es vivir con el corazón de Dios. Él es santo y quiere que seamos como Él.
Es la capacidad sobrenatural de decirle no al pecado y en el momento en que pecamos arrepentirnos, abandonarlo y buscar la llenura del Señor.
La santidad no es solamente algo que Dios nos pide sino es un escudo de protección para que el enemigo no nos haga nada. Jesús dijo: “Viene el enemigo y él nada tiene en mí”, porque Jesús caminó en santidad delante de Dios. Estamos llamados a ser gente íntegra, honesta, a decir la verdad y decirle no al pecado.

16- ¿Cómo podemos lograr que la gente que no tiene al Señor vuelva a acercarse a las iglesias?
Puedo dar nuestra experiencia. Entendí que durante mucho tiempo los cristianos tuvimos muchos prejuicios sobre la gente no cristiana, decíamos que estaban endemoniados, que eran todos malos, ladrones, corruptos, y descubrí que hay gente que es así y otra no; que hay personas que viven una integridad más alta que muchos cristianos que van a la iglesia todos los domingos; que los no cristianos tienen altos niveles de prejuicios hacia la iglesia porque la iglesia los tuvo primero hacia ellos.
Durante muchos años nos enseñaron: “no te juntes con ese”, “no vayas a esa fiesta”, “no hables con el otro”, cuando el concepto de Jesús fue totalmente distinto.
Jesús no esperaba que la gente subiera a su nivel sino Él bajaba al nivel de ellos; no le dijo a Zaqueo: “arrepentite, devolvé todo y después voy a comer a tu casa”, sino lo aceptó, se invitó a la casa de él y Zaqueo fue cambiado por esa actitud de amor.
La gente no necesita que le reprochemos, critiquemos o retemos sino experimentar el amor de Dios. Por eso, hemos entendido que tenemos que hablar el lenguaje de la gente; mucha gente nos escucha y no comprende nuestro lenguaje teológico, lo que queremos trasmitir ni el lenguaje de salvación.
17 - ¿Es la psicología superior a la fe?
¡Nunca!. La fe es el lenguaje de Dios y viene por el oír y el oír revelación o palabra de Dios. La revelación alimenta el espíritu, la información alimenta el alma (mente-voluntad-emociones). La fe no viene por oír ninguna disciplina humana, sino por oír a Dios.
Sencillamente la psicología, la medicina, los grupos de auto ayuda son estrategias de atracción tocando el interés o la necesidad de la gente. Una persona que perdió un hijo, desea ser consolada, saber qué hacer con su dolor; una pareja que se está por divorciar necesita saber cómo mejorar su comunicación; una persona que está pobre desea saber cómo hacer un buen negocio, son sus necesidades. Nosotros satisfacemos esa necesidad como punto de encuentro para que la persona se acerque y luego conozca a Jesús, el salvador.
En televisión no lo podemos hacer por una cuestión de tiempo, proponemos temas atractivos, anunciamos, invitamos.

En nuestra experiencia, el año pasado bautizamos más de siete mil personas, y este año desde enero hasta hoy estamos con un promedio de doscientas personas por mes. Cuando la gente viene a la iglesia escuchará un tema atractivo pero luego del tema va a escuchar que Jesús es el Señor, el Salvador, el Rey a quien debemos rendirle nuestra vida. Luego pasará a un grupo donde será discipulado, entrenado, formado para poder pastorear a otros.
Cuando una congregación empieza a hablar el lenguaje de la gente, entonces comienzan a acercarse. Vemos más de cinco mil personas por primera vez acercarse a nuestras actividades por semana y un alto porcentaje conoció al Señor y se bautizó. De hecho, la gran mayoría de los pastores de nuestro equipo se han convertido en este ministerio, han crecido grandemente y son gente de Dios.

A veces queremos decirle el discurso de memoria, tirarles el pasaje bíblico para expiar nuestras culpas y decir “ya le prediqué”, cuando en realidadnuestro lema debería ser “judío a los judíos, griego a los griegos” para ganar a la mayor cantidad que podamos.

18- ¿Qué papel juega lo profético dentro de la vida ministerial?
La palabra profética más segura es la Biblia, es infalible, es Palabra inspirada de Dios, y es la única guía fiable, confiada y segura para nosotros en cualquier tiempo; todas sus palabras están inspiradas.
Creemos que Dios habla a través de visiones, de sueños, de palabras proféticas, y lo hemos visto una y otra vez, pero esa palabra siempre debe estar bajo autoridad de la palabra escrita, no la debe contradecir.
La palabra profética no añade nueva revelación doctrinal porque toda la doctrina ya está revelada en la Biblia, es un consejo inspirado, orientativo, que ayuda a avanzar un poco más. Mucho de lo que hemos logrado en Presencia de Dios ha venido por visión, por palabra profética, una palabra confirmatoria.
El púlpito no debe ser usado para predicar sobre visiones o palabra profética sino la palabra escrita para el pueblo de Dios. Dios sigue hablando.

19- ¿Qué opina de las organizaciones para-eclesiásticas o extra iglesias?
Las personas se nuclean de acuerdo a sus intereses y objetivos para tratar de lograr un fin, me parece que eso es digno y cada organización debe reunirse para tratar de lograrlo sin meterse a evaluar o criticar la tarea de las iglesias.
Soy un convencido de que cada iglesia debe hacer lo que debe, sin compararse, meterse ni criticar la vida de otras personas.
Celebro lo que hace cada organización en santidad, en claridad, y que no se rigen como jueces y evaluadores de lo que hacen las iglesias, cualquiera sea la organización.

20- ¿Qué pasa cuando un miembro quiere cambiar al pastor y a la iglesia?
No está llamado a eso. El miembro debe compartir la visión y sujetarse, entonces Dios manda bendición; o no compartir la visión y sujetarse, o irse. No está llamado a cambiar al pastor, a la iglesia, ni hacer oraciones subterráneas. Sencillamente la visión es dada a la congregación a ravés de sus líderes o pastores y la gente debe aceptarla o no, respetarla o irse pero no quedarse para peleas internas y desgastes, que lo único que hace es hacernos perder tiempo e invitan al pecado a gobernar las vidas.

21 - ¿Qué es lo que los pastores necesitamos recuperar grandemente?
1- Necesitamos recuperar aumentar nuestra fe en la Palabra, porque para el que cree todo es posible.
2- Necesitamos recuperar carácter, porque de qué sirve la unción sin carácter. Sansón tuvo la unción pero no tuvo carácter, José tuvounción y carácter.
3- Necesitamos recuperar nuestros sueños, soñar en grande, recuperar cosas grandes.
4- Aprender a trabajar en equipo, en armonía y en respeto.

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje