sábado, 5 de enero de 2008

Caminado con Dios

Creo que lo mejor que puedo desear para cada uno es que sus vidas, en todos los sentidos, física, financiera, emocional y espiritual crezca y alcance el potencial del diseño divino. Hace pocos días compartí unos pensamientos con mi equipo que me gustaría dejar con ustedes hoy.

Cuando inicia un año trato de recordarme a mi mismo cuales son las razones por las que estoy siguiendo a Jesús y cuáles principios o valores son mas importantes.
"Devoción" fue descrita como uno de esos valores importantes. Hacer el esfuerzo de fomentar una actitud de oración y adoración en mi interior.
Les animo a recordar algunos consejos que Pablo le da a Timoteo y que tienen relación con lo que venimos hablando: (I Timoteo 4: 12-16)
1.Sé ejemplo! de todo lo que pueda leer aquí, este quizás sea el consejo que mas me reta y me empuja a continuar pegado del Señor. Hay que modelar con nuestras vidas constantemente. Hay que ser ejemplos de fe, santidad etc.
2. Ocúpate! Solo la dedicación de tiempo a las disciplinas espirituales, nos van a permitir ser ejemplos para otros. Solo esa dedicación va a mantener la devoción viva. En qué cosas Pablo nos pide pasar tiempo?
A. Ocúpate en la lectura. Sería bueno retomar un plan de lectura bíblica que nos mantenga conectados con la Verdad de Dios.
B. OCúpate en la exhortación y la enseñanza. Debemos motivarnos a aprender para enseñar a otros. Dar de lo que tenemos, formar discípulos, invertir tiempo a otras personas que necesitan.
3. No descuides! Pablo advierte que hay un don, llamado, vocación que no debes dejar de lado. No hay que dejar de buscar maneras de servir a otros a través del don que Dios puso en cada uno.
4. Permanece en esto! Dios nos llama a re-establecernos en la búsqueda de una vida piadosa. NO PODEMOS CANSARNOS de hacer el bien. Pablo nos promete que si perseveramos en la fe, se va a notar que hemos crecido en Dios. "va a ser notorio" para otros.
5. TEN CUIDADO DE TI MISMO Muchachos, hay que mantener un ojo bien puesto en nuestras actitudes y acciones. No perdamos de vista que nuestra naturaleza busca ir hacia el caos, o sea, hacia abajo. Pero el Espíritu del Señor vive en nosotros y nos enseña a buscar las cosas de arriba. Esa tensión entre ambas tendencias es fuerte y solo la devoción a Dios puede empujar la balanza hacia el Espíritu.
Pidamosle al Señor que cualquier årea no rendida, sea tomada por Dios este año y avancemos hacia nuevas conquistas, hacia la sinceridad, transparencia.
"Persiste en esto" es la última indicación de Pablo en su lista de mandamientos para Timoteo. Parece que no quiere que se nos pase por alto.
Por qué no apuntamos juntos hacia esto este año? Por qué no buscamos recuperar nuestra pasión por Dios y nuestro amor por el llamado que hemos recibido?

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje