sábado, 24 de mayo de 2008

Qué Difícil Es…

Hoy estaba pensando que difícil que es tener amigos, no es tan fácil como en nuestra niñez cuando nos parece que alguien que quiere jugar con nosotros ya es nuestro amigo, no, la amistad es mucho más que eso, la amistad es para mí: un compromiso con la persona que he decidido aceptar y querer, no dependiendo como reaccione esa persona conmigo.
La profundidad de la amistad es sin duda lo que durante nuestra relación vamos desarrollando.
Siempre pienso que valioso es tener ese amigo o esa amiga en los cuales podemos confiar en todo, en los que nada nos va a separar y en donde vamos a encontrar comprensión, ayuda y por sobre todo que a pesar de… estará siempre allí, aunque le diga una barbaridad, aunque lo ofenda por unos momentos, aunque en un momento de locura lo olvide. Pocas personas tienen verdaderos amigos.
Cuando leo el texto en Juan que dice: “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando". Juan 15:14 . Me da la impresión que no se trata de esa amistad que yo deseo, me refiero a esa amistad que no tenga yo que cumplir cosas para que me quieran… ¿o si?
Veamos porque dice Jesús que la amistad con el existe si hacemos lo que él nos manda.

La parte inicial de la amistad, está basada en las cosas en común, dos amigos comparten siempre y eso no debe sin duda ser un sacrificio, sino más bien en la amistad el compartir es el canal que da origen a la cercanía. Claro que la parte profunda de una amistad ya los puntos en común no son definitivos para sostenerla, sino que aquí hay algo más que las afinidades; "hay amistad".
Jesús cuando hablaba de que somos sus amigos si hacemos lo que nos manda, se refería a ese primer interés por las cosas comunes, es decir Jesús no nos manda lo que debemos hacer, Jesús estaba sujeto a Dios en todo y por lo tanto bajo sumisión.

La misión de Jesús era hacer la voluntad de Dios y por lo tanto el espera que sus amigos tengamos el mismo deseo primario, ¿se imaginan a Jesús de amigo de alguien que deseche los mandatos divinos? ¿Cuál hubiera sido el tema de ellos? más bien hubieran discutido todo el tiempo.
“Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor". Juan 15:10
Jesús compartía con nosotros las cosas que Dios le había revelado y eran aquellas tan cercanas he intimas que solo quienes compartieran esto podía gozar de esa amistad, claro que si miramos a los mandamiento encontramos allí las respuestas a esta amistad tan individual.
En la parte más profunda de la amistad (el contenido de sus mandamientos), Jesús nos dice siempre y lo repite en muchas oportunidades su disposición a recibirnos en cualquier situación, Jesús nunca rechazo a alguien que vienen sinceramente a él.
Jesús se acerca a nosotros y nos comparte todo y claro también nos acepta tal cual venimos a él, pero es necesario que sepamos que una amistad profunda con él es una amistad con Dios.
Recuerdo ese hermoso himno que dice: ¡Oh que amigo nos es Cristo!
¡Si Él es un buen amigo!

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje