jueves, 22 de mayo de 2008

Siete Marcas de la Adicción Sexual

Del libro Adicto al Amor por Steve Arterburn
Es fácil confundir el deseo sexual normal y la conducta con compulsión adictiva y satisfacción. Una persona puede tener un apetito sexual más fuerte de lo normal y no ser un adicto. Estás son algunas características del sexo adictivo que ayudan distinguir entre los dos.
1. El sexo adictivo es hecho aisladamente. Esto no siempre quiere decir que es hecho mientras físicamente esté solo. Más bien quiere decir que el adicto está separado mental y emocionalmente o separado una relación humana y contacto. El momento personal más íntimo de los comportamientos humanos se vuelve completamente impersonal.
2. El sexo adictivo es reservado. En efecto, los adictos sexuales desarrollan una doble vida, practicando la masturbación, yendo a tiendas de pornografía y a casas de masajes, todo el tiempo escondiendo lo que están haciendo de otros - y, en cierto sentido, incluso de sí mismos.
3. El sexo adictivo es carente de intimidad. Los adictos sexuales son completamente enfocados en si mismos. No pueden conseguir intimidad genuina porque su propia obsesión no les deja espacio para estar con otros.
4. El sexo adictivo es carente de relación. El sexo adictivo es “solo sexo”, sexo para si mismo, sexo divorciado de interacción auténtica con personas. Esto es más claro con respecto a fantasías, pornografía, y masturbación. Pero incluso con respecto a relaciones sexuales que involucran a una pareja, la pareja no es realmente una “persona” sino una cifra, una parte intercambiable en un proceso mecánico casi impersonal.
5. El sexo adictivo tiene victimas. La obsesión abrumadora con su propia - satisfacción impide ver a los adictos sexuales los efectos perjudiciales que su comportamiento está teniendo con otros, e incluso consigo mismo.
6. El sexo adictivo termina en desesperación. Cuando parejas casadas hacen el amor, ellos se sienten más realizados para haber tenido la experiencia. El sexo adictivo deja a los participantes con un sentimiento de culpa, lamentando la experiencia. En lugar de hacerlos sentir realizados, los deja más vacíos.
7. El sexo adictivo es usado para escapar del dolor y/o los problemas. La naturaleza escapista del adicto sexual es a menudo uno de los indicadores más claros de que está presente.

Si eres adicto, Dios te quiere y te puede liberar.

Dr. Ted Roberts.
Tomado del Libro Deseo ser Puro

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje