martes, 5 de agosto de 2008

Tiempo para amar o amar contra el tiempo

Hace algún tiempo atrás Dios me guió a escribir un comentario y una serie de preguntas sobre el tiempo que tenemos y de que manera lo usamos, había escrito ese articulo hace muchos meses atrás incluso me había olvidado ya de el, y de las motivaciones por las cuales lo escribí, tuve el sentir de mandárselo por e-mail a algunas personas a quienes quiero mucho para poder compartir las mismas inquietudes que Él me había puesto en el corazón, y así lo hice, pensé que todo había quedado allí; hasta esta mañana que Dios me tenía reservada una invitación para desempolvar el tiempo e invitarme a pensar.

Quiero citar lo que una persona dijo:
“un conocimiento que no es compartido es un conocimiento inútil”, y bajo esa perspectiva es que quiero compartir lo que Dios me enseñó, haciéndote también una invitación para que juntos podamos aprender esta lección.


Hoy en la mañana mientras veía un noticiero dominical pasaron el reportaje de un chico de 33 años que había sido rescatado de las drogas, y ahora era un “predicador ambulante” uno de esos maravillosos personajes que se ensucian la suela del zapato al caminar por los lugares a los que casi nadie va, es decir al mismo terreno del que salio, para predicar a sus “hermanos”, término que él uso para referirse a la gente que esta metida en ese mundo de las drogas durmiendo entre cartones y bolsas para engañar al frío haciendo sus improvisadas habitaciones a la intemperie de la orilla de algún abandonado río de una peligrosa zona de maleantes.

Sus zapatos no eran tal vez los más limpios pero sí los más orgullosos, porque tenían el polvo como un galardón de gloria, llevaba en la basta de su pantalón, las marcas de la tierra por la que caminaba y tenía en sus manos la sensación de acariciar un rostro quemado por el olvido y ultrajado por la adicción, tenía también en sus manos el trofeo de sentir la mugre de sus compañeros de dolor, y volvía a su viejo barrio a visitar a sus “hermanos” con los que mucho tiempo convivió haciendo una familia, para llevar la misma esperanza que él, una vez necesitó, por que reconoció que el único bote salvavidas tiene un nombre que se llama “Hay Esperanza en Jesús”.

Este muchacho desde hace 3 años lleva en su sangre un reloj con cuenta regresiva, que le indica que su existencia por esta tierra llegará a su hora cero, le detectaron Sida.

Entre las cosas que este joven mencionó me hizo recordar muchas cosas y parafraseando sus palabras indicó esto:
“Siento que Dios me a dado una nueva oportunidad, que mi misión en esta tierra es poder llegar a mis “hermanos” y que acepten a Jesucristo en sus corazones, y que entiendan que DIOS los ama, y que es Él quien mas interesado esta en darles una oportunidad, como me lo dio a mi; se que mi tiempo es corto y por eso quiero aprovechar cada día como si fuera el ultimo”….
Estas palabras me conmovieron y cuando terminó el reportaje me di cuenta que una lágrima se había asomado y estaba surcando por mi mejilla.

Esa fue la oportunidad que Dios usó para hacerme recordar y escribirles esto; pongo a su disposición, el articulo que hace tiempo atrás escribí

La vida es como una vela que alumbra pero que no podemos ver...
y pensamos que aun tenemos tiempo por que aun nos ilumina...
pero no sabemos cuando se apagara su luz...

¿que pasaría si te dijeran que este fuera tu ultimo día en la tierra?
¿como verías a las personas?
¿te llenarías de rencor y odio por no haber aprovechado el tiempo?
¿lloraras y sentirás lastima de ti?
¿dirías adiós y pedirás perdón?
¿harás de este el mejor día...?

¿como cambiaria tu vida?
¿cambiaria para bien o cometerás los errores que siempre quisiste cometer, pero la moral no te dejo?
¿dirás esa persona “te amo”...?
pasarías este día con tu familia
le dejarías un buen recuerdo aunque sea el último
...
...
¿DIOS se acomoda tu estilo de pensar
o tu tienes que acomodarte al de Él?

¿quién te escogió antes que nacieras?
¿quién te amo antes que descubras el significado de esa palabra?
...
podemos aprender muchas cosas
pero la decisión de ser mejores no depende de los demás,
ni de las circunstancias, ni del tiempo, o ¿si?

alguien dijo que lo que te hace fuerte no es lo que tuviste, sino lo que te falto
te hiciste fuerte cuando no recibiste cariño.. por que aprendiste a caminar sin un miembro... superaste tus limitaciones... fuiste mejor...
...
ahora...
¿darás al resto los golpes que recibiste
o darás a quienes te rodean motivos para amarte?
...
...
¿como trataras a los inocentes?
responderás con una sonrisa ante las adversidades
o devolverás el mismo trato que tuvieron contigo
...
...
podrás llevarte tus tantas experiencias cuando mueras
o piensas que esta vida es ganarle experiencias para que cuando mueras no tengas que arrepentirte...
acaso no te arrepentirás de tus errores cometidos en esta vida...
...
...
¿vendrán tiempos mejores?...
¿te pregunto..."vendrán”?
...
¿que hace que los momentos sean los mejores?
¿que limita las circunstancias para ser felices?
¿el dinero?
¿el trabajo?
¿un amor?
¿la paz?
¿acaso este no es el tiempo para ser mejor?
...
...
¿quién eres?
¿como te ves a ti mismo?
¿tomate tu tiempo pata seguir...
responde esa pregunta...
te pido que primero la pienses.....
¿quién eres?...
...
no te pregunté tu nombre, ni tu profesión, ni tu estado civil, ni tus hobbies o tus gustos...
...
¿te pregunte quién eres?
¿conoces la respuesta? (dímela...)
...
...
un espejo te dará la respuesta
...
...
si, mira al espejo...
eres la imagen perfecta de DIOS...
cada detalle tuyo aun los que no te gustan fueron escogidos por DIOS
es que para Él no existen cánones de belleza
Él no se toma la absurda molestia de limitar o encuadrar quién es hermoso y quién no lo es...
eres perfecto por que DIOS lo quiso así... basta que tu también lo creas
...
...
...
no desperdicies este momento
ni desperdicies los momentos de las personas que te aman
no desperdicies tu amor
...
¿donde estarás el minuto siguiente?
¿donde estarás la semana siguiente?
...
...
hay una persona a quién quiero gritarle de la manera mas dulce y tierna que "LA AMO"...
y ella no se daría cuenta...
...
...
¿dijiste "TE AMO" cuando tuviste la oportunidad?
o acaso tus miedos te acorralaron y te llevaron a la frustración...
...
...
callar es fácil cuando el temor es grande...
...
¿que frío epitafio adornará tu tumba?
¿lo veras?,
¿ te sentirás orgulloso de las palabras finales de las cuales nunca podrás sentirte orgulloso?
...
...
¿que puerta cruzarás cuando llegue el momento?
¿que excusas tendrás?
que justificación le dirás a quién estuvo esperando oír de tus labios "TE AMO"...
¿sabes cómo será tu último segundo en la tierra?
la gente se muere y nunca les preguntaron cual quisiera que sea su última voluntad...
ya no hay esa opción....
mueren niños, ancianos.. y aunque me asuste, también mueren jóvenes...
...
...
¿a donde iras?
¿te importa saberlo?
no tienes tiempo para pensar eso...
o no quieres hacerlo...
hay alguien que TE AMA... y aun espera poder oírlo de ti....
...
...
¿sabes amar?
o sabes disfrutar la compañía de otras personas,
y sentirte orgulloso por que piensas que sabes amar...
y no sabes que es el desinterés de esa persona que te ama a pesar de tus errores...
...
¿sabes amar?
o te amas a ti mismo
y te engañas de hacer las cosas muy lindas...
...
¿sabes reconocer quién te ama?
...
...
bueno....
a quién corresponda
o a quién quiera oírlo.....
..."TE AMO"...
hasta las lagrimas

... ahora te pido perdón
si....perdón por ser tan complicado

DIOS ESPERA PARA HACER DE TUS MOMENTOS
LOS MEJORES...
DALE LA OPORTUNIDAD
15 mayo 2005


Mientras me decidí escribir este articulo, Dios me ayudo a recordar una pregunta y a la vez la respuesta que hace tiempo había olvidado, y es la misma pregunta que Él te hace:

¿Imagínate que te dijera que tienes una semana de vida?, como cambiaria tu estilo de vivir, perderás las oportunidades que se te presentan para lanzarte a trabajar por Dios, irías inclusive de misiones a sitios inhóspitos, o tal vez servirías en tu mismo lugar con la gente que lo necesita, estoy seguro que harías todo lo que nunca te decidiste a hacer, porque preferiste jugar fútbol, porque era mas sabroso el chisme, porque te importaba mas visitar a la chica que te gustaba tratando de ganarte su aprobación, acaso también preferiste ver películas, o jugar frente al play station, o porque era más cómodo estar “evangelizando” por el Chat. Claro puedes usar la excusa de “pero mi ministerio es el evangelismo por Internet”, excusas que a la larga no serán mas impedimentos para encontrar el propósito específico para lo cual Dios te a creado a ti, y a mi.

Cada uno de nosotros tenemos una misión exacta que cumplir, no estamos simplemente en este suelo para respirar, sino para hacer algo importante.

Cuando nacimos Dios nos dio al oído una promesa y una “misión posible”, incluso estuvo dispuesto a darnos los mejores dispositivos de agentes especiales para este trabajo sagrado, incluso estaba empeñoso de ponernos junto a personas que nos capacitarían para ingresar a esa impenetrable fortaleza y darnos el equipo especifico de personal preparado en tácticas y estrategias militares súper sofisticadas y la parafernalia necesaria para cumplir esa misión.

Pero las comodidades, y las tantas “cosas agradables” nos anestesiaron la conciencia de averiguar esa misión en contra de las fuerzas enemigas, tal vez el enemigo del que constantemente nos burlamos haciendo mofa, resultó más inteligente de lo que pensamos, por que logró desviarnos de nuestro propósito poniéndonos a la mano tantas distracciones y nos dio un librito titulado “1001 excusas para justificar lo que estas haciendo”; alimentarnos de tantas cosa superfluas e insignificantes que nos desenfocaron de la misión, adormeciendo nuestro sistema nervioso, para no sentir la necesidad, y nos regocijamos más en ganar un partido de fútbol, mientras a algunas cuadras de allí se ahoga un grito pidiendo ayuda, mientras a unas calles de esa comodidad refrescante, hay unas lagrimas cayendo al suelo por una esperanza.
Mientras hay corazones que sufren preguntándose si Dios los ama.

Pero no solo el enemigo nos anestesió, no solo nos dio cosas reconfortantes, no solo nos dio el librito de las excusas, sino también taconeó nuestros oídos e insensibilizó la audición para no oír esos gritos pidiendo amor.

Es que la bulla de las gradas voceando un gol, es más gratificante que ensuciarse los zapatos con misericordia.

No tengo en nada en contra de la distracción, sino que al contrario pienso que es bueno en su tiempo, de lo que estoy en contra es que si ponemos en la balanza y pesamos las veces que nos convertimos en esos “predicadores ambulantes” y en la veces que somos solo unos entes distractores, ¿para donde se inclinaría mas la balanza?.
Acaso no nos hemos convertido en cristianos de iglesia, es decir, nuestra vida se resume en una horario programado crstianoide:
- oramos,
- vamos a la iglesia
- nos juntamos con los “hermanitos”
- tratamos de no pecar
- si tenemos un cargo, nos encargamos de cumplirlo
- leemos la Biblia y servimos dentro de la iglesia

Todo eso esta bien, y nos envolvemos en una burbuja de inmarcesible santidad, y nos enclaustramos en las 4 paredes de la iglesia, en eso se resume nuestra vida “religiosa” aunque pienses lo contrario y te burles de las palabras de estas hojas, de que manera sigues el ejemplo de Cristo al empolvarte los pies, o más te importa que te vean bien vestido y no ensuciar tu impecable ropa, por que te parece desagradable, no nos ensuciamos los pies para ir al lugar de necesidad, porque pensamos “hay otros para ese trabajo”, el problema del cristianismo es que todos piensan que “otros lo harán”, y nunca nadie hace nada.
Y tratamos de ponernos nuestras blancas vestiduras de “santidad” cuando no es más que una ridícula religiosidad apañada de justificaciones, cuantas veces llegado a tu casa mostrando orgullosamente el polvo de tus zapatos, por seguir las pisadas del maestro.
Ahora tu excusa es: “pero estoy evangelizando”, esa es una de los tantos pretextos que aparecen en el librito que dejó el ridículo enemigo, lo peor es que el tonto no resulta ser él sino nosotros por que caemos en su juego.

Si te dijeran en ir a evangelizar a un parque de barrio alto o a un arenal donde la basura recogida por los drogadictos apesta, dime sinceramente a donde irías. Acaso tus zapatillas o tus zapatos de marca no son dignos de ensuciarse por esa gente.
Aunque digamos que no, resultamos ahora ser “evangelistas elitistas” o “cristianos racistas” por que preferimos lo más cómodo y más reconfortante, bajo la frase “pero estoy evangelizando”.

Algunos (incluyéndome) preferimos servir a Dios en un trabajo dentro de la iglesia, es más placentero ¿no?, es decir sufro pero de manera dignificante.

Este muchachito que vi en la televisión, que abraza sin hipocresía a los drogadictos, sin importar que le manchen el trajecito, como algunos evitaríamos.
Ese es el amor de Jesús, que no tenia miedo acercarse a los leprosos.

El trabajo en la iglesia es muy bueno y necesario, pero la pregunta es, ¿sirves más en la iglesia o sirves más en las calles?

….
“…Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece.” Santiago 4:14

Perdón pero la cosa no termina allí, nunca sabemos cuando nos tocará partir, es mejor aprovechar el tiempo desde hoy, ¿cual será ahora tu excusa después de leer este articulo?
No quiero llenarte de palabras de condenación ni lanzar criticas; como te dije en un principio en estas hojas encontraras una invitación para que juntos podamos aprender esta lección.
Resolvamos juntos pero de manera independiente esta pregunta.
…Si te dijeran que esta es tu última semana para cumplir con tu misión en la tierra ¿que harías?

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje