lunes, 24 de mayo de 2010

Si Necesitas Provision de Dios

Te quiero hablar de un señor, un señor que te da paz, tranquilidad, felicidad, gozo, pero… a diferencia de nuestro Señor Jesús, este señor da todas estas cosas de manera momentánea… es el dinero.
 
Mas precisamente el señor que se mueve detrás del dinero, el espíritu de Mamón, es un espíritu que si lo dejamos gobierna nuestras emociones, haciéndonos sentir tristes, enojados, estresados y hasta deprimidos cuando no tenemos dinero.
Podría hablar de miles de estrategias que este espíritu utiliza para detenernos en nuestro caminar con Dios, pero solo quiero mencionarte una de ellas.
“El mito del más”. Cuantas veces hemos dicho… Dios, yo quiero servirte, quiero ser útil en tus manos! Pero… no tengo dinero… no tengo los recursos para hacerlo… “si tuviera más” te serviría!
La pregunta es… amigo(a), que estas haciendo con lo que tienes en este momento? La palabra de Dios nos dice: “El que es honrado en lo poco, también lo será en lo mucho; y el que no es íntegro en lo poco, tampoco lo será en lo mucho.” (Lucas 16.10)
En el Reino de Dios primero está la decisión de obedecer y luego viene la provisión. Primero decides obedecer a Dios y luego Él te da los recursos que necesitas. Si sientes que debes bendecir a alguien con algo material hazlo!
No dejes que Mamón te haga vivir una vida de miseria, miseria no es no tener dinero, sino que es tenerlo y mal usarlo. Amigo(a), no dejes que él gobierne tus emociones y sentimientos.
Y recuerda, Mateo 6 nos dice: "No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?

¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: "¿Qué comeremos?" o "¿Qué beberemos?" o "¿Con qué nos vestiremos?"
 
Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas."

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje