domingo, 15 de julio de 2012

“El Examen Final”


Hechos 17,11 “Estos eran mejores que los de Tesalónica, y recibieron el mensaje con mucha disponibilidad. DIARIAMENTE EXAMINABAN LAS ESCRITURAS para comprobar si las cosas eran así.”



Cada vez que medito y leo este pasaje bíblico, como que Dios me cuestiona: ¿Te diste cuenta que los primeros discípulos DIARIAMENTE LEIAN MI PALABRA?  Y luego escucho  una voz divina que dice en mi interior: ¿Estas leyendo la Biblia?  ¿Qué tiempo dedicas en hacerlo?



Un niño visitaba frecuentemente la casa de Tavito su vecino, el motivo de la visita era para hacer las tareas  y estudiar   juntos, ellos eran compañeros en la única escuela del pueblo.  El niño visitante  cada vez que acudía a estudiar con Tavito, observaba   una persona mayor, era la abuela de Tavito, que siempre  estaba  leyendo la Biblia.  El niño no  pudo contener la curiosidad y comenta a Tavito: Cada vez que vengo, veo a tu abuela  leyendo la Biblia. Y termina preguntando: ¿Tavito tu sabes Por qué lee tanto la Biblia? Tavito da una respuesta muy sabia diciendo: “Creo que se está preparando para el EXAMEN FINAL”



No hay que esperar  que los años pasen para leer la palabra de Dios, no esperemos estar  viejitos  para leer la Biblia. No hay que esperar lo último de nuestra vida para preparar el EXAMEN FINAL. Aprovechemos el tiempo presente, invirtamos minutos y horas en preparar nuestro examen espiritual.



Las acciones cotidianas  generan  muchas preguntas, a lo largo de nuestra vida los enemigos del alma lanzaran muchas preguntas a nuestra mente y corazón, preguntas con la intención de hacernos dudar acerca de nuestra fe. Las respuestas únicas y verdaderas las vamos a encontrar en la PALABRA DE DIOS,  las respuestas  a los EXAMENES DE LA VIDA, estarán siempre a mano, están siempre disponibles en la Biblia: “Toda la escritura está inspirada por Dios, y es útil para ensenar, para corregir y para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y esté preparado para hacer siempre el bien”. 2da Timoteo 3,16-17


Me impresiona cuando leo en Hechos 17,11. “DIARIAMENTE EXAMINABAN LAS ESCRITURAS” y mas impresión me causa recordar que en ese tiempo la palabra de Dios no estaba como hoy plasmada en libros de todo tamaño. En ese tiempo solo se podía acceder a la palabra de Dios por los pocos pergaminos existentes.   Hoy tenemos la gracia de poder escoger que tipo de Biblia leer, hay diferentes versiones, de diferentes tamaños de letra, diferentes formas. 

En fin la Biblia esta hasta en los celulares y en el internet.  Hay miles y miles de maneras de poder encontrar las respuestas a las incógnitas de la vida.  No desaprovechemos el tiempo presente, todos los días y años de vida que Dios nos permite vivir son para prepararnos para “EL EXAMEN FINAL”  este se llevara a cabo cuando estemos ante el tribunal de Cristo (2da Corintios 5,10).



Apreciados amigos, el examen espiritual  más temprano que tarde o más tarde que temprano se llevara a cabo. ¿Qué estamos haciendo para preparar este examen?   Dios ha sido tan bueno con nosotros, que nos ha regalado ya las respuestas, estas las vamos a encontrar en la Biblia, de nosotros depende el invertir tiempo y más tiempo en encontrar las respuestas divinas que nos permitirán aprobar con éxito tanto el examen de la vida y el examen de admisión a la eternidad.



Oración: Señor gracias porque en este día me recuerdas que hay un examen,  Gracias por que  todas las respuestas las tengo disponible en la Biblia.  Señor quiero pedirte en este día la gracia de poder leer la biblia con frecuencia, Señor que yo pueda deleitarme  y emocionarme  conociendo todas las respuestas divinas que encontrare en tu palabra. Señor no permitas que me aplace en el examen de la vida, regálame la sabiduría necesaria para poder responder  con las acciones correctas, responder siempre con Fe, Esperanza y Amor.  Amen

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje