viernes, 10 de octubre de 2014

¿Cómo es un cristiano Radical?

Base Escritural: Mateo 14:1-12

Introducción
A partir de la vida de Juan el bautista podemos apreciar la radicalidad de un creyente a quien no solo le asistían virtudes sino el carácter suficiente y la personalidad para pararse firme en la brecha, sin negociar sus principios de fe. Era hombre fiel al Señor dondequiera que estuviese, aún cuando esa disposición para Dios constituyó motivo para que se volvieran en su contra Herodes, la mujer con la que ilegalmente compartía su vida y aquellos que veían en su testimonio de vida transparente, un peligro.


I.- Un creyente radical deja huellas en la sociedad (vv.1,2)

1.- Aunque las ocupaciones y preocupaciones de Herodes eran muchas, no olvidó el testimonio de Juan el bautista (vv.1,2).
2.-  Herodes reconocía en la vida de Juan el bautista la presencia sobrenatural de Dios (v. 2).

II.- Un creyente radical guarda sus principios hasta las últimas consecuencias (vv.3, 4).
1.- Las penurias de Juan el bautista obedecían a persecuciones y retaliaciones debido a su fidelidad a Dios (v. 3).
2.- Juan el bautista fue radical en rechazar el pecado (v. 4).

III.- Un creyente radical desarrolla una personalidad conforme a sus convicciones de fe (vv. 4, 5).
1.- Mientras que Juan el bautista tenía claro qué hacer con la vida, Herodes se dejaba manipular (v. 4).
“... por causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano”.
2.- Mientras que Juan el bautista evidenciaba carácter y firmeza, Herodes vivía pendiente del “qué dirán” (v.5).
“... pero temía al pueblo...”

IV.- Un creyente radical entiende que tras el sufrimiento y fidelidad a Dios, hay un propósito (vv. 6-12).
1.- La muerte de Juan el bautista obedeció a retaliaciones de Herodes (vv.-6-8).
2.- Errores en las actitudes de Herodes:
            a.- Herodes se movía por las emociones antes que por la razón (v. 6 b).
            “... y agradó a Herodes...”
b.- Herodes se comprometía sin medir el alcance y consecuencias que se derivaban de sus prometas (vv. 7-9).
            c.- herodes no obraba según su criterio sino sujeto a los demás (vv.9, 10).
3.- Juan el bautista se convirtió en un héroe de la fe (v.12).

Conclusión
Las persecuciones y duras circunstancias que debió enfrentar Juan el bautista, las que incluían reclusión indefinida y la muerte, no le llevaron a flaquear en su fe. Permaneció fiel a Dios. Tenía claro que la radicalidad en un creyente implica no permitir que los hechos a nuestro alrededor, nos lleven a renunciar o volver atrás. Nuestra sociedad requiere de creyentes como Juan, que marquen toda una generación...

0 comentarios:

Haciendo Historia

[Haz un Clic Aqui]

Vídeo RJ

Dejanos un mensaje